La historia de la franquicia comienza con el nacimiento del término franquicia durante la Edad Media en Francia. Sin embargo, no es hasta mediados del siglo XIX en Estado Unidos cuando surge el sistema de franquicias, tal y como lo conocemos hoy.

La historia de la franquicia

En 1862, la compañía I. M. Singer & Co, fabricante de máquinas de coser, comenzó a hacer uso del sistema de franquicias para solucionar las condiciones de distribución y cobertura de sus productos. De esta forma comenzó la formula empresarial de la franquicia: colaboración entre empresarios independientes para la conquista de un fin común.

Con el tiempo, muchas otras compañías empezaron a adoptar el sistema de franquicia y negociaron concesionarios y distribuidores oficiales. Éste fue el caso de varios fabricantes de automóviles, como Ford o General Motors, y de algunas compañías de refrescos, como Coca-Cola, que acertadamente se expandió en numerosos países, con un sistema y formato equivalentes.

En 1929, fue General Motors quien recurrió al contrato de franquicia para favorecer la colaboración entre la central y sus distribuidores, conservando cierta independencia. Sin embargo, no fue hasta después de la Segunda Guerra Mundial cuando se desarrollo masivamente el sistema de franquicia en EEUU, cuando se reactivó la producción civil. Las empresas precisaban una rápida expansión por todos los mercados, mientras que un gran número de pequeños inversores e inmigrantes, viéndose en la necesidad de participar en la nueva vida económica de su país, encontraron en la misma una buena solución para buscarse un medio de vida.

Al mismo tiempo, en Europa muchos empresarios tomaban conciencia de las ventajas de la franquicia. En Francia La Lanière de Roubaix, fabricantes de lanas, crearon la firma Pingoüin a la que se asociaron un importante número de minorista mediante el contrato de franquicia, con el que se aseguraban la distribución exclusiva en su zona geográfica.

En los años 50 se inicia el despegue del fast food, con franquicias de éxito como McDonald´s, Burger King o Kentuchy Fried Chicken.

Progresivamente numerosas empresas de todos los sectores optaron por franquiciar un negocio. De esta forma, en 1988 se podía encontrar medio millón de negocios franquiciados en EEUU.

Del mismo modo, durante los años 70 en Europa comienza a desarrollarse plenamente el sistema de franquicia, esto se debe a la saturación de los mercados. De esta forma, se constituye el verdadero contrato de franquicia moderno.

La historia de la franquicia en España

La franquicia empezó a implantarse en España a finales de los años setenta con la incorporación de algunas firmas extranjeras, principalmente en el sector del equipamiento personal y del fast food o comida rápida.

Además, poco a poco el propio desarrollo de la distribución alimentaria fue desencadenando la creación de cadenas, que serían el germen de muchas enseñas franquiciadoras. Este proceso se prolongaría durante más de 20 años, tiempo marcado por el desconocimiento de esta fórmula de negocios.

Fue en los años 90 cuando se inició el verdadero desarrollo de la franquicia en España. De ser un sistema desconocido, la franquicia paso en poco tiempo a convertirse en una formula empresarial de éxito demostrado.

Como consecuencia, se produjo una entrada masiva de enseñas francesas y americanas, se crearon numerosas firmas españolas y hubo un gran desarrollo de la franquicia de alimentación, de la franquicia de restauración, de la franquicia de moda y de la franquicia de equipamiento personal, aunque este último en menor medida.

Su evolución desde entonces hasta el momento actual ha sido rodada y los empresarios española han sabido aprovecharla. Hoy, el desarrollo y la implantación de la franquicia en España es un hecho que abarca a múltiples sectores de actividad, algunos de los ejemplos serían:

      • Franquicias de restauración
      • Franquicias de alimentación
      • Franquicias de servicios
      • Franquicias de moda
      • Franquicias de viajes
      • Franquicias de peluquería
      • Franquicias de belleza
      • Franquicias de consultoría
      • Franquicias de tintorerías

Si quiere obtener más información sobre la historia de la franquicia o la franquicia en general puede ponerse en contacto con Tormo Franquicias Consulting, consultora en franquicia.