En franquicia, nuestro método de trabajo es la mejor garantía para su empresa

En el momento en que una empresa decide franquiciar, debe organizarse internamente como “central de franquicia“. Las funciones de una empresa y las funciones de una “central de franquicia” están claramente diferenciadas. Mientras que el método de trabajo de una se orienta hacia los clientes y la generación de ingresos con los mismos, la otra se centra en la creación, venta y sostenimiento de un modelo de negocio. Por consiguiente, se requiere estructurar la adecuada organización para cada empresa en el desarrollo del proyecto de franquicia.

Proyecto de franquicia: nuestro método de trabajo.

La primera fase es el Proyecto de Franquicia. Este es fundamental y es donde se sostiene el posterior desarrollo empresarial. Sin un proyecto en condiciones, que contemple las diferentes variables, es prácticamente imposible lograr rentabilidad y sostenibilidad.

La segunda es el Desarrollo y Expansión de la Red. En definitiva, es la que hace referencia a la difusión de la marca, la atracción de emprendedores hacia la misma y la incorporación de franquiciados. Es fundamental no sólo la atracción de los perfiles más adecuados, sino también la adecuada selección de los mismos.

La tercera es la Gestión de la Red, en muchas ocasiones la gran olvidada. Esta fase se inicia inmediatamente después de la segunda etapa y se ha previsto y planificado previamente en la primera. Es donde realmente se obtiene rentabilidad en franquicia y es interdependiente con las anteriores. Es necesario articular la Gestión de la Red y este proceso implica un cambio sustancial en los escenarios económicos, en la organización y estructura interna, en el perfil del franquiciado y en el Proyecto de Franquicia.

Nuestro método de trabajo se desarrolla a través de una amplia experiencia implantada con éxito en múltiples empresas franquiciadoras.

CONTACTA