El acceso a nuevos mercados internacionales representa una oportunidad para muchas empresas y redes de franquicia.

Son cada vez más las empresas españolas que están iniciando su presencia en múltiples mercados de ámbito internacional.

El proceso de expansión internacional de una empresa franquiciadora tiene dos fases. En primer lugar, la planificación previa, donde se determinan todos los aspectos contractuales, económicos e informativos; y una fase inmediatamente posterior, donde se inicia la localización de inversores en los paí­ses de destino.

Nuestros servicios en este ámbito tienen como objetivo, además de preparar la empresa franquiciadora para lograr su expansión, facilitar la consecución de los inversores más adecuados en cada uno de los paí­ses y mercados de destino.

El acceso a nuevos mercados internacionales representa una oportunidad para muchas empresas y redes de franquicia.

Son cada vez más las empresas españolas que están iniciando su presencia en múltiples mercados.

El proceso de expansión internacional de una empresa franquiciadora tiene dos fases. En primer lugar, la planificación previa, donde se determinan todos los aspectos contractuales, económicos e informativos; y una fase inmediatamente posterior, donde se inicia la localización de inversores en los paí­ses de destino.

Nuestros servicios en este ámbito tienen como objetivo, además de preparar la empresa franquiciadora para lograr su expansión, facilitar la consecución de los inversores más adecuados en cada uno de los paí­ses y mercados de destino.

CONTACTA