La franquicia es hoy uno de los pocos sistemas de hacer negocio que permite a las empresas crecer en cortos espacios de tiempo. Muchas de ellas, son franquicias de éxito, pero otras, han fracasado. Por ello, te invitamos a leer nuestro post, para que sepas cómo no fracasar con tu franquicia en 14 pasos.

 

 

1.METERSE EN ALGO SÓLO POR NECESIDAD PERO SIN PASIÓN NI ILUSIÓN.

Si tienes la necesidad de reinventar tu vida profesional y has pensado en montar un negocio, hazlo sólo si sientes pasión e ilusión por el proyecto. No lo haga por necesidad.

Abrir un negocio implica vivir momentos complicados y frustrantes que pondrán a prueba tu fortaleza de ánimo, y más de una vez te asaltará la tentación de abandonar.

Y para sobrellevar todos estos avatares, la pasión y la convicción serán tus únicas armas junto con el apoyo de tu familia y personas cercanas.

2.NO MIRARSE AL ESPEJO ANTES DE EMPEZAR.

Hazte un auto análisis previo sobre tus cualidades y aptitudes. Debe tener claro si está preparado o no antes de dar el paso.

Hazte preguntas del tipo:

  • ¿Tengo carácter emprendedor?
  • ¿Dispongo del dinero suficiente para intentarlo?
  • ¿Cómo lo llevo cuando en mi vida irrumpe la incertidumbre? ¿La soporto bien o me vengo abajo?
  • ¿Tengo facilidad para tratar con el público? ¿Me gusta hacerlo? ¿Me veo a mí mismo dirigiendo un negocio y personal que seguramente tendré que contratar?
  • ¿Me gusta lo que hago?

3.PASARSE DE ENTUSIASMO Y NO CONTAR HASTA CIEN ANTES DE DECIDIR.

En muchas ocasiones es mejor ser el segundo, el tercero o el octavo, y así tener referencias cercanas de los aciertos y errores de otros. Y muchas veces, el que da primero lo único que consigue es pegársela dos veces. Las ganas de que vaya bien no garantizan que vaya a ser así.

Este error conduce a confiarse en exceso y pasar por alto detalles clave que deben priorizarse y tener en cuenta:

  • Pedir información detallada a la posible franquicia.
  • Cotejarla con otras personas que ya han abierto una tienda como la que nos planteamos.
  • Elaborar un plan de negocio de manera fría y objetiva.
  • Decidir con calma y con datos en la mano la zona y tipo de local idóneos.
  • Negociar todos los presupuestos y posibles obras.
  • Solicitar con diligencia las licencias necesarias al ayuntamiento de tu ciudad.

4.SER UN PARDILLO Y CREERSE TODO LO QUE LE CUENTEN. NO PASARSE POR CONSEGUIR TODA LA INFORMACIÓN NECESARIA SOBRE LA FRANQUICIA.

Ir de pardillo y creerse “a pies juntillas” los datos de facturación (y costes) que proporciona la central en su primer dossier informativo.

Aceptar como ciertos algunos datos espectaculares de otros negocios en marcha en otras ciudades. Haz preguntas aunque sean incomodas para tu interlocutor.

A tener muy en cuenta:

  • Antes de ponerte a elegir una marca o sector de actividad pregúntate si realmente conoces bien de qué va esto de la franquicia. Hay muchos detalles que deberías conocer.
  • Consiga información real y veraz sobre las marcas que le interesan. No olvide que la ley obliga a las empresas franquiciadoras a entregar información concreta, más allá de muchos dossieres (más de venta que informativos).
  • Solicita toda la información que tengas derecho a solicitar. Si no se te entregan seguramente es mucho mejor olvidarnos de la marca y evitar problemas posteriores.

5.HACER EL CUENTO DE LA LECHERA CON SU NEGOCIO. EL PAPEL LO AGUANTARÁ TODO PERO SU NEGOCIO NO.

Realice escenarios pesimistas, al menos sobre el papel, el objetivo debe ser no perder antes que ganar. Hincha hacia arriba los costes fijos (seguramente se quedara corto) y no te emocione añadiendo ceros a las ventas estimadas (deberás restarlos). Ten claro el dinero que dispones, el fondo de maniobra necesaria y los costes ocultos. Ningún negocio empieza generando resultados inmediatos. Se previsor (dispón como mínimo del 30-40% de recursos propios y hoy más). No te asfixie económicamente.

6.METER LA PATA AL ELEGIR EL PERFIL DE LA FRANQUICIA Y EL SECTOR DE ACTIVIDAD.

No te deje impresionar por las marcas más conocidas y que más publicidad hace, sería muy lógico que te interesen más aquellas que tengan relación con tu formación o experiencia laboral anterior. También hay que tener mucho cuidado con las modas, elije un sector en crecimiento. Parece obvio pero no lo es tanto.

7.SER A LA VEZ DIRECTOR GENERAL Y FONTANERO. NO SABER EXTERNALIZAR.

Resulta fundamental externalizar bien las siguiente tareas:

  • Temas fiscales, laborales, legales para el contrato y asesoría económica en general.
  • Gestión de la licencia de obras y de actividad con el ayuntamiento de su ciudad.
  • El contrato de franquicia.

8.ELEGIR EL LOCAL EQUIVOCADO.

Si toma las medidas oportunas y aciertas al elegir la zona y el tipo de establecimiento, tus posibilidades de fracasar se reducirán mucho.

9.NO TENER EN CUENTA EL EFECTO CIUDAD GRANDE Y CIUDAD PEQUEÑA

No sobrevalores el potencial comercial de una ciudad grande, porque aunque haya más gente también tendrás más competencia y te será más difícil llamar la atención. Y del mismo modo, no infravalores las posibilidades de una ciudad mediana o pequeña, porque aunque hay menos competencia y tu negocio destacará más si está bien concebido y promocionado

En las ciudades más pequeñas o barrios periféricos la saturación de tiendas y negocios es menor, y por tanto, resulta más fácil llamar la atención con un nuevo local o negocio si se hacen la cosas bien.

Y a ello contribuyó mucho el conocido boca a boca, que además acaba siendo la mayor estrategia para lograr que un negocio se haga conocido y funcione. No hay más secreto.

En dichas localidades y barrios sí surten efecto las llamadas estrategias de fidelización encaminadas a lograr que un cliente que compra vuelva.

10.ELEGIR EL PERSONAL INADECUADO.

El personal debe ser el vivo reflejo del espíritu de la marca y del propietario, porque la primera impresión que transmitan será clave en el comportamiento de un cliente al entrar en la tienda.

Pero no todo va a ser exigir valores y virtudes a tus potenciales empleados. Tú serás el primer eslabón en la cadena y si no reúnes una serie de valores y características difícilmente los podrás trasladar a tu equipo.

11.NO CONSEGUIR QUE SU TIENDA TENGA ALMA Y TRANSMITA VIDA.

Suele ser un error muy común entre quienes abren una tienda, me refiero a confiarse y pensar que por el hecho de haber elegido una franquicia el negocio va a funcionar. Nada más lejos de la realidad.

Resulta frecuente toparse por las calles con tiendas maravillosamente situadas, decoradas e iluminadas a golpe de talonario, pero que no transmiten nada al cliente; son frías y desangeladas, como carentes de vida. Sin alma. Dedique tiempo y esfuerzo a crear un espacio único, atractivo y con personalidad.

12.NO APLICARSE LA MÁXIMA “EL OJO DEL AMO ENGORDA EL GANADO”.

Tú eres quien se va a meter en esta apasionante aventura, de modo que tienes que involucrarse en todo desde el primer minuto. Estar en el día a día te ayudará a aprender y a saber manejar los mil detalles que deberás tener en cuenta.

Hay otro motivo clave, si tu personal comprueba que tú te involucras de verdad, ten por seguro que te respetarán más, trabajarán mejor y estarán más motivados. Si la cosa marcha bien ya habrá tiempo más adelante para ir delegando funciones, para eso siempre hay tiempo.

13.QUE EL NEGOCIO SEA DEMASIADO ESTACIONAL.

Puestos a elegir, intentaría evitar negocios demasiados estacionales. El coste del alquiler es el mismo todo el año. Es muy arriesgado jugarse en sólo seis meses del año la rentabilidad del negocio. Hay muchos sectores de actividad con ventas regulares a lo largo de los doce meses del año.

14.NO CERRAR A TIEMPO.

Ojalá no te ocurra nunca, pero si llega un día en que los números no salen pese a todas las medidas que hayas podido ir tomando, aconsejamos no alargar la decisión de manera artificial. Cierra el negocio, no inviertas más dinero porque lo perderás.

Será una decisión difícil y muy emotiva, porque te vendrán a la cabeza todas las horas e ilusiones invertidas en el proyecto.

Pero las ilusiones no hacen caja, y llegados a este punto los que mandan son los fríos números.

 

Esperamos haberte podido ayudar con estos pasos para hacer que tu franquicia no fracase. En todo caso, tanto si quieres franquiciar tu empresa como si quieres ser franquiciado, lo mejor es contar con una consultora de franquicias que te ayude a llevar tu plan con éxito.

Para más información pueden contactar con Tormo Franquicias Consulting en el teléfono: 91 159 25 58 o a través de e-mail: [email protected]

 

Fuente: ¿Porqué fracasé con mi franquicia? de Juan Luis Miravet